La heroicidad de la aceptación

Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma. Carl G. Jung

Según el diccionario de la RAE, aceptar es recibir sin oposición lo que se da, ofrece o encarga. Por alguna razón siempre que pienso en esta palabra visualizo a alguien sumergiéndose en un río y nadando a favor de la corriente, extendiendo los brazos y las piernas, dejándose llevar por el propio cauce. Quizás para mi mente esta sea una bonita metáfora de lo que entiende por ‘aceptación’.

Últimamente me viene mucho a la cabeza esa imagen del río a la hora de pensar sobre los cambios sociales que estamos viviendo, y en las miles de personas alrededor del mundo que están saliendo a la calle para mostrar su desacuerdo con determinadas leyes o gobiernos, o para reivindicar algo. Miles de personas que se sumergen en las calles y deciden nadar contra la corriente dominante o impuesta para decir que ‘no’.

Tanto a nivel global como personal, luchar contra algo es todo un acto de valentía que requiere, entre otros, mucha convicción y perseverancia. Internet y otros medios de comunicación están llenos de historias cuyos protagonistas han luchado (o están en ello) por cambiar el curso de las cosas y conseguir una mejora a nivel personal o colectivo. Pero lo que a menudo echo en falta son aquellas historias en las que el luchar o el ir en contra de algo no es una opción o ha dejado de serla, y la resolución de la situación pasa por su aceptación. Porque, ¿acaso aceptar algo es menos heroico que el ir en su contra o el querer negarlo? ¿acaso se supone que es más fácil?

Aceptar algo que no nos gusta o con lo que estamos en desacuerdo requiere, para empezar, la capacidad de cambiar la respuesta inicial que tenemos de pensar ‘me niego a esto’. Sería una especie de ‘eso ya lo veremos’ mental que nos pone en posición de defensa y ataque porque el estímulo con el que en un primer momento respondemos al cambio es un rotundo ‘no’. Pues bien, aceptar significa sobrepasar ese impulso inicial de negación para empezar a vislumbrar el hecho de que puede que haya otras posibilidades y que efectivamente, nos guste o no, hay un cambio que tenemos que asumir (y cuanto más sana y menos dramática sea esa transición, mucho mejor).

Pero aceptar significa también, y esta es quizás la parte más difícil, desprendernos de nuestro ego. Si te paras a pensarlo, cuando negamos algo las excusas que solemos dar son del tipo ‘no me lo merezco’, ‘no es justo’, ‘a mi nadie me ha preguntado si quería esto’… que no son más que la forma que el ego tiene de decir que se siente atacado y herido. Incluso cuando tratamos de ser empáticos con la otra persona o comprensivos con la situación, suele haber un ‘pero’, que no es más que el ego intentando mostrar su herida.

Pero cuando entendemos que éste no es más que una capa superficial totalmente ajena a nuestra esencia, a lo que realmente SOMOS (porque somos mucho más grande que toda esa amalgama de juicios, etiquetas y demás), entendemos también que aceptar aquello que no nos gusta se puede convertir en una liberación y en un estado de paz en el que aunque haya incertidumbre sobre lo que va a pasar, nos sentimos bien con nosotros mismos.

A veces el acto más humilde es también el más heroico y la verdadera aceptación (esa que no solo se expresa con palabras sino que también se siente), en ocasiones se puede convertir en la mejor baza para sentirnos ligeros y felices, como si nos dejásemos llevar por las aguas de un río en un sereno flotar y fluir con la vida.

La cita de Carl G. Jung está sacada del siguiente párrafo:

Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que senseña en drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s