De camino al sol

No confundas tu camino con tu destino. Solo porque haya tormenta ahora no significa que no te dirijas al sol.

Hay citas célebres a las que siempre recurro cuando siento que las fuerzas me abandonan y necesito un empujón. Son palabras que saben dar en la diana y que actúan como un bálsamo o inyección aplicados directamente en la zona que necesita sanar, justo donde más duele. Esta cita, cuyo autor/a desconozco, es uno de esos tratamientos paliativos literarios: no hace que desaparezca el problema pero sí minimiza el malestar generado cuando atravieso una situación difícil o confusa.

‘No confundas tu camino con tu destino’: es una afirmación que arroja luz y claridad porque ayuda a discernir lo que es cada cosa, a separar lo uno de lo otro. Ayuda a que nos centremos y sepamos distinguir lo laberíntico del camino con nuestro destino, aquello a donde queremos llegar.

Las tormentas: La vida está llena de tormentas mentales. Hay muchas, incluso demasiadas, dirían algunos. Son momentos en los que no vemos nada claro, momentos en los que nos replanteamos hasta lo más básico, como si uniéramos todo lo que conforma nuestra vida y nuestras ideas mediante un hilo de duda imaginario el cual todo lo cose. Pero es precisamente durante esas tormentas donde esta cita actúa como una medicina y hace que podamos comprender que por muy duro y difícil que sea el momento, éste también pasará. Lo importante, lo realmente valioso, es no dejar de caminar ni abandonar el camino. Aunque éste sea cuesta arriba o avancemos contra corriente, lo importante es saber hacia dónde nos queremos dirigir, porque el camino no es el destino y eso es lo que debemos recordar. Nadie dijo que el trayecto fuera fácil, pero ten por seguro que una vez llegues, sabrás que ha merecido la pena.

Anuncios

Un pensamiento en “De camino al sol

  1. Elvira

    Lo verdaderamente difícil es reconocer el camino, sus pasos, el caminar, mas valioso que el propio destino… Ojalá todos supiéramos reconocerlo y apreciarlo mientras bandeamos piedras, arroyos y pendientes.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s