Miedos

Cuando desaparecen tus miedos... apareces tú.

El otro día cumplí años. Fue una ocasión especial y diferente por eso de celebrarlo en la India, entre otros motivos. Cuento esto porque una de las sorpresas que tuve fue una atropellada aunque interesante conversación en un tuk-tuk con una mujer acerca del hacerse mayor. Ella me decía que con cada año cumplido se sentía más libre y más viva, y se conocía mejor a sí misma.

Después de esa charla me puse a pensar en todo lo que conlleva el volverse un año mayor. En concreto, pensé en todas aquellas ‘capas’ que vamos adquiriendo, y que conforman nuestro carácter y personalidad, a lo largo de los años. Por una parte, están los pensamientos y las creencias, los ‘me gusta’ y ‘me disgusta’ y los ‘soy esto o aquello’. Pero también están los miedos, esos obstáculos que a quien más y a quien menos les quita el sueño y les impiden avanzar en la vida o en un terreno concreto.

Que a nadie le gustan los miedos es algo común. Pero el hecho de superar un miedo y sentirse liberado y mejor con uno mismo, es también muy común. Es esa satisfacción de saber que aquello que tanto temíamos no solo no ha podido con nosotros sino que hemos salido fortalecidos de esa experiencia. Y esa agradable sensación y lección de vida no es otra cosa que el acercarnos más a nuestra propia esencia, a nuestro propio yo.

Trabajar nuestros miedos nunca fue ni será sencillo. Pero si hay algo seguro es que siempre merecerá la pena entregarse a ello con nuestra mejor disposición. No querer enfrentar los miedos que podamos tener equivale a vivir una vida a medias, como quien vive de espaldas a algo que sabe no puede negar. A medida que ese nivel de miedo vaya bajando, el conocimiento de uno mismo irá aumentando progresivamente, lo cual conllevará a su vez un incremento en nuestra sensación de libertad.

Empieza a plantearte cuáles son tus miedos, de dónde vienen y qué pueden significar. Empieza a pulir todos esos ‘no puedo’ o ‘no valgo’ para llegar al fondo de ti mismo, a tu verdadero tú. Es el mejor regalo que alguien se podría hacer a sí mismo.

Anuncios

2 pensamientos en “Miedos

  1. Nancy

    Los miedos, nos nos dejan seguir adelante, cuando hay miedo es por que algo dentro de ti no esta superado.. un abrazo amigos desde la distancia…os extranio…

    Responder
  2. Sonia

    Los miedos surgen en la infancia, te paralizan en la juventud y te hacen resurgir cuando eres capaz de enfrentarte a ellos. Un proceso, que en la mayoría de los casos, necesita su tiempo.
    Disfruta de la experiencia y de la vida. Besos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s