Lo importante, es tener con quién compartirlo

Lo-importante-es-tener-a-alguien

Ayer fue en España el día de la lotería nacional. Como cada 22 de diciembre, el protocolo se repitió sin imprevistos: bombo enorme, ruido de bolas moviéndose, niños de San Ildefonso cantando los números, y que Dios reparta suerte. Después se empezaron a cantar los primeros premios a la espera del rey indiscutible: el premio Gordo, el mismo que hace realidad millones de sueños o por lo menos eso dicen. El caso es que otros años y ante los mismos resultados, siempre tiraba por la misma dirección: lo importante es tener salud, aunque claro que con todo ese dinero qué viaje me podría montar… Este año, después de haber hecho realidad uno de mis sueños viajando durante 11 meses por Asia y Oceanía, me siento con el suficiente conocimiento como para afirmar que: uno, no hace falta ser rico para viajar; dos, la salud sigue siendo fundamental; y tres, que lo importante es tener con quien compartir lo que nos pasa.

Siempre he sabido que el tercer punto era importante. Pero este año, cosas de la vida y atando aprendizajes, se me antoja vital, imprescindible, del tamaño de una pancarta enorme con la que se podría cubrir medio Madrid. Lo importante es compartir, decía el anuncio de la lotería de este año, y razón no le falta. Pero el compartir del que yo hablo, ese que me ha sorprendido tan gratamente a lo largo de este año, es ese de tener la fortuna de contar con gente a la que poder contarle cómo te va, lo que has descubierto, si estás bien o mal. Gente a la que le importas y por eso se interesa por tu evolución y tu día a día, por tu estado anímico; gente que agradece el estar en contacto contigo, que se interesa por ti, gente que te piensa y evoca con el pensamiento.

El estar rodeado de esa gente, TU GENTE, que te abraza cuando te vas, que te dice cosas bonitas y te preguntan porque te quieren y aprecian tu compañía/amistad/amor, etc es la verdadera fortuna. Darse cuenta de lo privilegiado que es uno por tener a gente con la que compartir y celebrar lo que le sucede es un premio, es el verdadero GORDO, así, con mayúsculas, hinchado de amor y reconocimiento hacia todos ellos.

Que te toque la lotería es algo increíble, un sueño para muchos, el hilo del que todo pendía para otros, el fin de muchas situaciones insostenibles, el comienzo de una maquinaria de deseos y necesidades cubiertas. Pero en cualquier caso creo que son esas llamadas de teléfono informando a tu gente sobre lo que te acaba de suceder el verdadero regalo, el mejor de todos los premios.

Creo que muchas veces damos por hecho el que alguien siempre va a estar allí contigo o para ti, y nos olvidamos de lo afortunados que somos al tener círculos de familia y amigos que participan de nuestra alegría y que por eso mismo, porque la hemos compartido, se hace más grande.

Así que esta entrada es una entrada de amor, cariño y reconocimiento a todos aquellos y aquellas que tengo la suerte de tener a mi lado.

Feliz Navidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s