Archivo de la etiqueta: inspiración

Para que no se pierda

Todo lo que no es dado, es perdido. Proverbio indio

Estoy de despedida. En menos de una semana dejo India, un país en el que he pasado casi 5 meses. Y justo en este cierre me encuentro con este proverbio local, de la tierra que tanto me ha enseñado y de la que tanto he aprendido. ‘La India me ha dado mucho’ es además una frase que oigo a muchas personas que deciden empaparse de esta cultura tan ajena a la nuestra, y la cual requiere un proceso de adaptación nada desdeñable.

Por eso, a menos de 6 días para dejar este país del que me despido con un hasta luego, quería publicar este proverbio. Creo que cualquier otro añadido por mi parte estaría de más. Todo lo que no es dado, es perdido. Como escribía ya hace algunas semanas en la entrada titulada Tres horas, cuando uno muere y entiende que el cuerpo humano desaparece en ese lapso de tiempo, todo parece encajar y colocarse en su sitio: al final, lo que queda, es lo que has hecho, lo que has aportado al mundo. Lo demás, todas las posesiones materiales, las etiquetas, el estatus social… todo lo que ‘hemos sido’ desaparece al igual que hace el sol para dejar paso a la luna.

Pido perdón si estas últimas entradas parecieran un poco repetitivas. Pero si algo he aprendido aquí, en este país de ‘capas’ como yo lo llamo, es a valorar y a priorizar más aquello que damos y con lo que contribuimos al mundo porque a veces se nos olvida y nos lo tomamos a la ligera. Por eso, con última entrada que escribo desde este rincón del mundo quería despedirme con este proverbio, a modo de homenaje y gratitud hacia esta tierra.

Namaste India.

 

Yo soy tú

Hace tiempo que no ponía un vídeo en el blog. Paradójicamente, éste que presento ahora llevaba ya mucho en mi cabeza, así que no lo que querido demorar más. No se me ocurre nada mejor que decir que es un vídeo hermoso con un mensaje lleno de luz, una música que engancha y unas imágenes que recuerdan al verano y a momentos felices.

Si pudiera subrayar algo de este vídeo, sería el concepto de unidad del que habla: yo soy tú y tú eres yo. Cuántas veces pienso en lo mejor que iría el mundo si entendiéramos y respetásemos este principio, el hecho de pensar que si daño al otro me daño a mi y que lo que doy, me lo estoy dando también a mi mismo.

Es un vídeo con mucha ‘chicha’, como se dice coloquialmente, y que merece la pena ver un par de veces. Espero que lo disfrutes.

Hacer o no hacer

Aquello a lo que más temes es aquello que más necesitas hacer. Timothy Ferriss

Leer un buen libro es para mi uno de los grandes placeres de la vida. Y si encima ese libro te lo ha regalado una amiga porque te conoce y sabe que te va a encantar, pues mucho mejor. Con esto me refiero al bestseller de Timothy Ferriss La semana laboral de 4 horas (The 4-hour work week: escape the 9-5, live anywhere and join the new rich).

Basándose en su experiencia y en multitud de casos reales de personas que han seguido su ejemplo, Ferriss da la vuelta al modelo de trabajo actual explicando las razones por las que él considera que este sistema está obsoleto y plantea uno nuevo basado en la autonomía, la reducción de horas y el aumento de la eficacia y de la motivación como claves para desarrollar negocios de éxito. Además, y dejando a un lado el tema laboral, el autor también escribe acerca de aspectos tan importantes como la motivación, la importancia de salir de la zona de confort, la calidad en la vida familiar, la superación personal y en definitiva, de la felicidad.

La cita que presento con esta entrada está sacada de una de sus páginas, de uno de esos párrafos en los que el tema del trabajo se mezcla con el del desarrollo personal porque en el fondo, todo es uno. Haz aquello que más temes hacer es uno de esos principios que se pueden aplicar a todo. Es como en la física cuando una teoría se prueba como verdadera porque siempre se obtiene el mismo resultado o como la manzana que siempre cae de arriba hacia abajo. Llevar a cabo lo que más tememos es, además, un fin y un principio en sí mismo: es el fin a ese miedo, a la ansiedad provocada por el mismo, es la ruptura de unas cadenas invisibles pero pesadas como el plomo, el fin del ‘hasta aquí he llegado’. Pero también es el comienzo de la acción, de la libertad y de una nueva experiencia con la que mejorar la imagen de uno mismo, la autoestima y confianza, y su valor para enfrentarse a situaciones difíciles.

El miedo es uno de los sentimientos más paralizantes que existen porque hace que veamos la realidad borrosa y distorsionada. En su grado máximo actúa como una fobia en la que nos sentimos totalmente impotentes e incapaces de reaccionar. Pero un enfoque diferente en el que nos centremos no en aquello que nos provoca miedo sino en todo lo que podríamos ganar si lo superásemos, hace que el panorama sea completamente distinto y lo que es más importante: motivador.

Creo que el valor de la motivación como aliciente para inspirar y hacer actuar a la gente se ha pasado por alto desde hace demasiado tiempo. También creo que la actual crisis mundial se debe en parte a la desmotivación laboral y en otros niveles padecida por mucha gente durante años y años. Ser consciente y saber qué es lo que nos motiva a cada uno tanto en el trabajo como en la vida y saber encaminarse hacia esa dirección es una de las claves del libro de Ferriss, así como lo es a la hora de afrontar los miedos y todas aquellas decisiones que consciente o inconscientemente vamos postergando.

Así que ánimo y adelante. Encuentra tu motivación y tu sueño y empieza a tomar cartas en el asunto. Pasa a la acción, afronta eso que tanto temes y supéralo (o por lo menos inténtalo). Todo un nuevo abanico de nuevas oportunidades estará esperándote a la vuelta de la esquina de ese miedo superado. Lo tienes todo por ganar. La decisión es tuya.

Todos a una

Con esta entrada os presento un vídeo que para mi destaca sobre todo por dos cosas: primero, por ese mensaje de que la unión hace la fuerza y del valor e importancia de conseguir grandes cosas cuando se actúa al unísono, en pos de un mismo fin; y segundo, por resaltar la inocencia de la infancia gracias a la que creemos que todo es posible y aquella que hace del mundo un lugar más bello y conmovedor.